10 pasajes bíblicos para calmar los temores del coronavirus



Escrito por: Jessica Brodie

A medida que aumenta el número de muertos por el coronavirus el mundo responde con toques de queda, cierres de fronteras, cierre de escuelas y negocios, con todo esto el miedo aumenta. Muchos de nosotros no solo tememos lo que es, sino también lo que podría ser: ¿me contagiaré con el virus? ¿Mi hijo, padre u otro ser querido se infectarán o morirán?

¿Qué pasa con la economía o el impacto en las empresas locales? ¿Perderé mi trabajo? ¿Podrá sobrevivir mi cuenta de jubilación? ¿Seremos testigos de otra gran depresión? Para algunos, los temores aún más profundos comienzan a ir en espiral a medida que aumenta la preocupación por el acaparamiento de alimentos, el aumento de precios, el saqueo y la posibilidad de un toque de queda a largo plazo. Pero anímate: Dios conoce nuestros miedos más profundos, incluso los que no podemos mencionar en voz alta, y Su Santa Palabra, la Biblia, ofrece una gran cantidad de pasajes bíblicos reconfortantes para traer la paz al centro de nuestra angustia.

 ¿Qué dice la Biblia sobre el miedo y la paz para el cristiano?

Para aquellos que siguen a Jesucristo, podemos consolarnos con una verdad crítica e importante: Somos hijos del Señor, “nacidos no de descendencia natural, ni de decisión humana o de la voluntad de un esposo, sino nacidos de Dios” (Juan 1:13). De hecho, pertenecemos a Dios. Porque en Jesús, tenemos vida eterna, y nada en esta tierra puede evitar eso (Juan 3:16, Juan 5:24).

Debido a esto, no necesitamos preocuparnos. La palabra "miedo" aparece más de 300 veces en la mayoría de las traducciones de la Biblia en inglés. La mayoría de esas referencias involucran a Dios asegurándonos, a través de Jesús, a través de Sus profetas, a través de canciones e historias y más, que estamos a salvo con Él.

Mateo 10:28 nos dice claramente: 

“No temas a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. Más bien, ten miedo de Aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno”.

Es decir, el único temor apropiado que deberíamos tener es un temor saludable, respetuoso y amoroso del poder todopoderoso y asombroso de Dios, y podemos descansar tranquilos sabiendo que somos Sus hijos y amados por Él. Esto nos lleva a lo que deberíamos experimentar como hijos preciosos de Dios: una verdadera e implacable sensación de paz. La palabra “paz” también aparece cientos de veces en toda la Biblia.

Como Jesús les dice a sus discípulos en Juan 14:27: 

“La paz os dejo; mi paz te doy No te doy como da el mundo. No dejes que tus corazones se turben y no tengas miedo”.

Acá te mencionamos algunos pasajes bíblicos de tranquilidad a los que aferrarse durante esta pandemia.

10 pasajes bíblicos para calmar los temores del coronavirus

 1. No temas

“Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te desanimes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; Te sostendré con mi diestra justa” - Isaías 41:10

 Aquí, Dios asegura a su pueblo que no sólo los ayudará a través de sus pruebas con Babilonia, sino que serán liberados de todos los problemas a través del Mesías prometido. Estoy contigo, soy tu Dios, y te ayudaré, nos dice, en el coronavirus, en la persecución, en todo.

 2. No seas ansioso

“No te preocupes por nada, pero en cada situación, por oración y petición, con acción de gracias, presenta tus peticiones a Dios. Y la paz de Dios, que trasciende todo entendimiento, guardará sus corazones y sus mentes en Cristo Jesús”  - Filipenses 4:6-7

Aquí, el apóstol Pablo asegura a los cristianos que la respuesta adecuada a cualquier situación es orar a Dios por ayuda. Cuando le damos a Dios nuestros temores, recibimos una paz permanente a cambio.

3. No te preocupes

“Por lo tanto, no te preocupes por el mañana, porque mañana se preocupará por sí mismo. Cada día tiene suficientes problemas propios” - Mateo 6:34

Dios llama a su pueblo a una “mentalidad del Reino”, en la cual enfocamos nuestra fe y esperanza en él y su capacidad para manejar todas nuestras necesidades. Jesús nos dice que las criaturas simples, como los pájaros, no se preocupan por el futuro, y Dios cuida perfectamente de ellas. ¿Por qué deberíamos, nosotros sus hijos, esperar menos? Somos amados por Dios, y no necesitamos preocuparnos por lo que sucederá con nuestros cuerpos, nuestra familia, la economía o cualquier otra preocupación terrenal. Solo necesitamos confiar en Dios y estar en paz para que nuestras preocupaciones diarias estén cubiertas.

 4. Dios no nos dio un espíritu de miedo

“Porque el Espíritu que Dios nos dio no nos hace tímidos, sino que nos da poder, amor y autodisciplina” - 2 Timoteo 1: 7

Estamos llenos de un espíritu poderoso, amoroso y auto-controlado, que el Señor mismo nos dio como hijos de Dios. Este no es un espíritu que se inclina al caos del pánico, sino uno que se levanta en el nombre de Dios Todopoderoso para hacer su trabajo y ayudar a su pueblo.

 5. ¿A quién debo temer?

“El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? El Señor es la fortaleza de mi vida, ¿a quién temeré?” - Salmos 27:1

Aquí, David confía plenamente en la absoluta autoridad y capacidad de Dios para protegerlo. Es un verso poderoso que tenemos en nuestros corazones cuando estamos tentados a preocuparnos por el coronavirus o cualquier otro problema que enfrentemos. Podemos tener paz total, porque Dios tiene el control.

6. Más tarde entenderás

“Ahora no te das cuenta de lo que estoy haciendo, pero luego lo entenderás” - Juan 13:7

Esto fue dicho por Jesús a sus discípulos después de que les lavó los pies, asegurándoles que a pesar de que no pueden verlo, hay un plan divino, y todo está bien. Es posible que no veamos el panorama general cuando se trata del coronavirus, pero Dios está a cargo y tiene un plan. Como sus hijos, podemos tener paz en medio de eso.

 7. Dios obra por el bien de los que lo aman

"Y sabemos que en todas las cosas Dios obra por el bien de aquellos que lo aman, que han sido llamados según su propósito" - Romanos 8:28

Como cristianos, sabemos que Dios obra en todas las cosas, buenas y malas. Para nosotros, Sus hijos, Él puede transformar las cosas destinadas al mal y al caos (¡incluso el coronavirus!) En bien, promoviendo Su Reino celestial aquí en la tierra.

 8. Sé fuerte y valiente

“¿No te he mandado? Se fuerte y valiente. No tengas miedo; no te desanimes, porque el Señor tu Dios estará contigo dondequiera que vayas.” - Josué 1: 9

Aquí, Dios le asegura a un asustado Josué que, a pesar de que la situación parece grave, Él peleará las batallas de Israel con y por ellos cuando entren en la Tierra Prometida. Hoy, podemos aferrarnos a este versículo sabiendo que Dios ofrece la misma promesa a sus hijos cuando se trata del coronavirus: no se asusten. Estoy contigo.

 9. Jesús ha vencido al mundo

“Te he dicho estas cosas, para que en mí puedas tener paz. En este mundo tendrás problemas. Pero ¡Animate! He vencido al mundo” - Juan 16:33

En esta sección de Juan, Jesús está preparando a sus discípulos para su inminente misión de abandonar este mundo y reunirse con el Padre. Los discípulos todavía no saben exactamente qué implica esto, pero apreciaron estas palabras después de la resurrección. Coronavirus o no, estamos envueltos en los brazos seguros, protectores y amorosos de Jesús. El mundo puede ofrecernos problemas, pero Jesús ha vencido al mundo. Y a través de Él, nosotros también.

 10. No habrá más muerte

“Se limpiará cada lágrima de sus ojos. No habrá más muerte ni luto, ni llanto ni dolor, porque el viejo orden de las cosas ha pasado”  - Apocalipsis 21:4

Esta destrucción del último enemigo, la muerte, vendrá en el tiempo ordenado de Dios. Hasta entonces vela por la creación, y su pueblo, se mantiene cerca. Está cerca, no lejos, conoce tu dolor y es tu sumo sacerdote que se tragó la muerte y se levantó de la tumba. Un día habrá una renovación de todo el orden creado, un nuevo cielo y tierra serán traídos o transformados por las manos y la voz de Dios y este nuevo lugar no conocerá pecado.

Dios revertirá la maldición del pecado; La maldición que se ha extendido sobre todo en la creación trayendo consigo enfermedad, destrucción y sufrimiento. Pero Jesús ha vencido al mundo, ha vencido el pecado y la muerte, y ha asegurado su lugar en el refugio de Dios Todopoderoso. Él limpiará cada lágrima ese día y el sufrimiento y la enfermedad ya no existirán.

Cuando todo parece oscuro y perdido, cuando comenzamos a perder la esperanza y temblar bajo nuestro miedo, podemos tener paz en la luz y la esperanza de Jesús. Un día, el sufrimiento terminará, y Dios limpiará nuestras lágrimas. Estamos a salvo con él. Ten valor y consuélate con estas promesas de Dios. Él es mucho más poderoso que cualquier virus, y le pertenecemos.

Esperamos que estos pasajes bíblicos te puedan brindar consuelo pero más que nada certeza que en nuestro Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo podemos recibir paz que supera todo temor, toda inseguridad, toda crisis y toda pandemia.     

----------------------------------------------------------------------------

Jessica Brodie es novelista galardonada, periodista, editora, bloguera y entrenadora cristiana. Recibió el Premio de Génesis de Escritores de Ficción Cristiana Americana 2018 por su novela, El Jardín de los Recuerdos. También es la editora del Defensor Metodista Unido de Carolina del Sur, el periódico más antiguo en Metodismo, y miembro del equipo de Ministerios Totalmente Amados. Obtén más información en https://jessicabrodie.com.


Jessica Brodie is an award-winning Christian novelist, journalist, editor, blogger, and writing coach and the recipient of the 2018 American Christian Fiction Writers Genesis Award for her novel, The Memory Garden. She is also the editor of the South Carolina United Methodist Advocate, the oldest newspaper in Methodism, and a member of the Wholly Loved Ministries team. Learn more at http://jessicabrodie.com.

Devocional Diario

Ver Todo